Neutralidad de la red

El mes pasado el Tribunal de Apelaciones de EE.UU. decidió que la FCC (Comisión Federal de las Comunicaciones) no podía imponer la Neutralidad de la Red a las operadoras. Esto supone un golpe casi mortal a los principios básicos del funcionamiento de Internet en Estados Unidos: la igualdad en el acceso a la Red para todos los usuarios (Servicio Universal).

Pero ¿qué es la Neutralidad de la red? Según la Wikipedia:

“la neutralidad de la Red es un principio propuesto para las redes de banda ancha de uso residencial (de las que Internet es el paradigma), y potencialmente aplicable a todas las redes de comunicación, que describe cuál debería ser el tratamiento del tráfico que circula a través de ellas.

Una red neutral es aquella que está libre de restricciones en las clases de equipamiento que pueden ser usadas y los modos de comunicación permitidos, que no restringe el contenido, sitios y plataformas, y donde la comunicación no está irrazonablemente degradada por otras comunicaciones.”

O lo que es lo mismo, dicho de manera menos técnica, Internet es la gran autopista de la información donde cada dato circula tranquilamente por su carril a una velocidad determinada sin que nada ni nadie le impida ir “a su ritmo” y llegar a su destino.

¿Pero a quién beneficia la “NO Neutralidad”? Evidentemente a las operadoras de acceso a internet, ya que ellas son las principales beneficiadas de esta medida tomada por la Corte de Apelación: desde el momento en que la Red deje de ser neutral serán las compañías las que controlen en tráfico en la Red, decidiendo ellas qué información o datos tienen preferencia. Desde hace mucho tiempo tanto las compañías de telecomunicaciones como otros lobbies, están presionando a los gobiernos para que acaben con la Neutralidad de la Red.

Esto generará un nuevo negocio para las operadoras, que nos ofrecerán un servicio básico para acceder a internet, pero si por ejemplo quieres tener acceso a las redes sociales, pagarás un extra por tener acceso a ellas; si quieres tener acceso a portales de comercio electrónico tipo Amazon, pagarás otro extra por ello; si eres un jugón y quieres jugar por Internet, otra vez pagarás por ello; y con el WhatsApp y los servicios de mensajería instantáneos más de lo mismo.

A partir de ahora se abren las puertas a tener un internet para ricos y otro para pobres: si puedes pagar tendrás derecho a acceder a los contenidos.

Lo que más nos debería preocupar a todos es la censura que puede provocar este hecho. La Red actual en la mayoría de los países es neutral y una Red neutral es una red libre. ¿Qué hubiera pasado con las primaveras árabes sin Twitter y otras Redes Sociales? ¿O con los últimos conflictos bélicos en Siria? ¿O con las movilizaciones sociales?….

Si permitimos que censuren Internet ¿qué nos queda?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s