¿Quién necesita una editorial?

Recientemente Teleprensa ha sacado un nuevo servicio para la edición y publicación de libros en papel a unos precios muy competitivos. Ya solo tienes que ponerte a escribir y autopublicarte. Quizás el problema venga después para dar a conocer tu obra, pero en eso también te ayudan en este medio ofreciéndote hasta un book tráiler. Y si necesitas financiación para todo esto puedes usar el crowdfunding.

Pero además si quieres publicar tu libro en formato digital, un ebook, puedes hacerlo directamente en Amazon y ponerlo a la venta directamente allí. Incluso algunos autores han puesto a la venta sus libros digitales sin ninguna protección antipiratería y aún así han vendido muchos libros.

Y me ha surgido la duda, ¿para que sirven las grandes editoriales hoy día? En esta ocasión hablo con una cierta ignorancia sobre el sector, pero me voy a aventurar a dar mi opinión. Desde la revolución digital y la aparición de medios como Amazon con las posibilidades que ofrece, cualquiera que quiera publicar no tiene ninguna excusa para no hacerlo. Otra cosa es que esos libros los lea alguien y sean capaces de generar ingresos para su autor, pero incluso para eso hay medios para intentarlo: mediante las redes sociales.

Desde la llegada de la revolución digital, la cadena de valor de muchos negocios ha cambiado radicalmente, especialmente en los sectores del ocio y el entretenimiento. Y creo que ya lo he comentado en entradas anteriores, muchos de los sectores que se han visto afectados por la revolución digital han visto una gran amenaza en ella en vez de ver una gran oportunidad y han dedicado ingentes esfuerzos a evitar que sus productos se difundan por la red de forma ilegal en vez de dedicarse a buscar la manera de difundirlos ellos mismos generando un modelo de negocio basado en la red (como está haciendo Netflix que no está en España por cuestiones legales, es para pensárselo). La piratería no se combate con prohibiciones, se combate con una oferta reglada, que satisfaga al consumidor, mediante precios asequibles, tarifas planas, publicidad o lo que sea.

Ahora es Hachette la que está en guerra contra Amazon por el lanzamiento de una tarifa plana mensual que da acceso a los usuarios, por ahora de EEUU, a sus más de 600.000 libros electrónicos, y eso  no ha gustado nada a esta editorial francesa. Y como siempre lo nuevo se enfrenta a lo viejo, parece que estos de Hachette quieren seguir haciendo negocios como lo hacían en el siglo XIX cuando se fundó.

Estas guerras y batallas judiciales no hacen más que refrendar que los tiempos están cambiando muy rápido y que hay muchos sectores que no están siendo capaces de adaptarse a estos nuevos tiempos en los que vivimos, e intentan sobrevivir mediante demandas judiciales, haciendo lobby para que se legisle a su favor y poco más, acciones que igual les dan algo de respiro y vidilla a corto plazo pero que lo único que hacen es alargar su agonía. Ya va siendo hora de que estos sectores jubilen a sus cúpulas directivas que han demostrado que viven en otro siglo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s