DOBLE RASERO

Esta semana hemos tenido el estreno de las nuevas corporaciones municipales y la semana ha empezado calentita. Ya todos sabemos que la bomba explotó con unos tweets del pasado donde el que iba para concejal de cultura del Ayuntamiento de Madrid, Guillermo Zapata, hacía unos chistes de muy mal gusto; es lo que tiene el humor negro, que no siempre cae bien y más aún si lo sacas del contexto en el que lo escribes o lo usas.

Pero esta historia ha servido a la caverna mediática para hacer leña y buscar su primera víctima dentro de las filas de los nuevos partidos emergentes. Tanto es así que mi timeline de Facebook y Twitter se ha llenado de posts y tweets escandalizados y pidiendo a gritos la cabeza de este señor en bandeja de plata. Esta situación ha llegado a ser un poco esperpéntica, alguien ha estado horas buceando en los tweets de todos los candidatos de estas formaciones para encontrar “mierda” que tirarles, y han tenido mucha suerte encontrando algunas perlas muy interesantes con las que atacarles, especialmente si en vez de sacar la conversación entera sólo sacamos las partes que más nos interesan.

Para hacer la cosa aún más curiosa, esto pasa justo cuando la Unión Europea aprueba la ley sobre el “derecho al olvido” en internet. Aquellos que promueven una ley para que nuestro pasado se quede allí lejos, o incluso desaparezca, son los mismos que utilizan ese pasado para atacar a sus enemigos y que nunca se olvide. Paradójico cuanto menos.

Puede ser que lo más adecuado haya sido que Guillermo Zapata dimitiera como concejal de cultura, es posible, aunque yo personalmente cada día creo que no es para tanto y se ha magnificado mucho todo esto por ser miembro de una formación nueva que propone cosas distintas a la ciudadanía, y entre esas cosas está limpiar la clase política de impresentables. Por ahí le han atacado, pero ha sido más una caza de brujas que un intento de eliminar a los políticos poco honrados y de dudosa honorabilidad de nuestras instituciones. Ya puestos, sería muy oportuno hacer este mismo ejercicio de revisar los tweets, declaraciones y artículos de todos y cada uno de los políticos de este país desde que tienen uso de razón y red social y aplicarles el mismo rasero que a Guillermo Zapata. Porque efectivamente él presentó su dimisión como concejal de cultura, aunque seguirá como concejal de distrito, y desde aquí aplaudo su decisión: ha asumido la responsabilidad política por cosas que dijo hace mucho tiempo, aun cuando ni se había planteado entrar en la vida pública.

Este chico ha puesto el listón muy alto al resto de políticos de este país. ¿Cundirá el ejemplo y habrá sido el primero de muchos que asume responsabilidades políticas por sus palabras o actos?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s