LA BATERÍA QUE NUNCA TENDREMOS

Hace ya unas semanas se presentó un producto que viene a revolucionar el sector eléctrico a nivel de los hogares: “Powerwall”, la batería Tesla. Un producto pensado para hacer los hogares independientes de la red eléctrica. Una herramienta más para fomentar el autoconsumo y el balance cero en los hogares del mundo. Un nuevo producto de una empresa innovadora de la que ya os he hablado en alguna ocasión.

Tesla ha lanzado una bomba al sector eléctrico: ofrece a los consumidores independencia y una posibilidad de ahorro económico muy importante. Gracias a su nuevo producto, los hogares unifamiliares podrán desconectarse de la red eléctrica para producir y consumir su propia energía (autoconsumo), reduciendo así la dependencia de los hogares de combustibles fósiles y sus fluctuaciones de precios y apostando firmemente por las energías renovables. Todo esto a un precio de entre $3.000 – $3.500 (precio anunciado para los dos modelos de baterías que han sacado) más el coste de la instalación fotovoltaica, y que estará disponible este verano.

En este caso Tesla no ha descubierto la pólvora, pero han conseguido que lo parezca, ya que antes de su anuncio en el mercado había y sigue habiendo alternativas a este producto. Su batería ofrece lo mismo que otras del mercado, pero con un mejor diseño, mejor calidad y mayor rendimiento que lo que teníamos hasta ahora, todo ello respaldado por la marca líder en coches eléctricos del mercado. Han conseguido hacer que una simple batería se convierta en una innovación y un producto revolucionario, y es que de algo tiene que servir su larga trayectoria como empresa innovadora y revolucionaria en el sector del automóvil eléctrico. La batería sale a la venta este verano y ya tienen lista de espera.

Os lo creáis o no, en España lo vamos a tener difícil poder comprar una, y no se descarta que hasta la ilegalicen. Nuestro querido gobierno lleva un tiempo preparando un Real Decreto sobre autoconsumo (prepararensé que vienen curvas) que tiene como objetivo último (oculto) desincentivar el autoconsumo y la generación distribuida. Una de las medidas estrella que nos trae es el llamado “impuesto al Sol”, que supone que por cada Kwh que generes en una instalación fotovoltaica destinada para el autoconsumo tienes que pagar un peaje… Lo que estáis leyendo… ¡van a privatizar el Sol!.

En esta ocasión hay que reconocerles el mérito: han conseguido con el simple gesto de poner este peaje cargarse el autoconsumo y hacer que nadie monte una instalación y mucho menos una instalación aislada. Para que nos hagamos una idea, una instalación fotovoltaica con baterías para autoconsumo, se amortiza en unos 10 años, y gracias a este peaje el periodo de amortización pasa a 23 años, haciendo que el posible ahorro que te conlleva esta instalación se lo lleven los de siempre.

Ya he perdido la cuenta de las veces que este gobierno ha puesto palos en la rueda de la innovación, y cada vez me enciende más y más. Y sabiendo que a día de hoy en nuestro país un 42% de los hogares tiene dificultad para pagar la factura de la luz y que el autoconsumo es una vía para luchar contra la llamada pobreza energética. ¿Hasta cuándo vamos a aguantar esta situación?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s